Actualizaciones:

Este Blog te ofrece cada tres días una nueva nota, con material original, escrito y producido en su totalidad por el equipo de Rebrote.



Escribí aquí debajo el tema o autor que estás buscando en este blog.

martes, 30 de julio de 2013

Cuando Gustavo Trigo y Dardo Cabo tenían 16 años querían ser dibujantes

SE LLAMABAN Gustavo TRIGO y  Dardo CABO,
                    Y QUERÍAN DIBUJAR...



Cuesta creerlo pero así fue.  

En agosto de 1957 la revista “Atelier”, especializada en dibujo en todas sus ramas, publica en su número 3 en la sección “Para el Aficionado” (dedicada a los jóvenes que se están formando al igual que se hacía en la revista “Dibujantes”) una pequeña crítica, algo constructivo para enderezar sus problemas con el lápiz, la perspectiva, la documentación, lo que fuera. Al leer lo que ese profesional del dibujo les decía a estos alumnos por correspondencia, es decir, a los jóvenes que enviaban sus dibujos para aprender, para leer tal vez meses después una opinión favorable…al leer esto me sorprendí. Primero por los nombres de esos aprendices de dibujantes, esos futuros profesionales o tal vez gente que se dedicaría-frustrados- a otra cosa y lo harían mejor. Y luego por el tono de los “consejos”.
A Gustavo R. Trigo, de Carcarañá, Santa Fé, le dice:
“su tira adolece de una evidente falta de secuencia. Trabaje en un tamaño menor y en el que “domine” mejor pues al tamaño que mandó la tira -18cm. cada cuadro – es más difícil de “visualizar”. (SIC para el entrecomillado) No raye tanto las figuras".

Con respecto a un tal Dardo Cabo, el comentarista le cae con dureza.
“Ha de ser usted muy joven, ya que la realización de sus trabajos demuestra un desconocimiento de la figura femenina. Además, dibuje solamente a lápiz, en mejor papel cuidando un poco las proporciones y sin exagerar algunos atributos”
Dardo Cabo y María Cristina Verrier
(¡!) 

Si este Dardo Cabo era o no el hijo del dirigente sindical Armando Cabo, no lo sabremos. Pero si era él, es un descubrimiento saber que quiso ser dibujante. Dardo Cabo nació en Tres Arroyos el 1º de enero de 1941, era cuando mandó su dibujo a la revista “Atelier” un casi-niño de 16 años, y de ahí podemos suponer que dibujara la figura femenina con “desconocimiento” como le atribuye el comentarista. Si es que era el mismo, diez años después sería el director de una gesta inolvidable para todos los argentinos: la “Operación Cóndor”. Junto a su novia la periodista de la revista “Panorama”, María Cristina Verrier y 16 compañeros (más el periodista Ricardo García del diario Crónica al que llevaron para documentar el hecho), concretaron un fuerte acto soberano. Fue esa la misión que el miércoles 28 de septiembre de 1966 desviaría un avión hacia las Islas Malvinas, aterrizando y desplegando siete banderas argentinas. Ese gesto de soberanía le costaría la cárcel. Dardo pasó la mitad de su joven vida en prisión. Fue periodista, afiliado a la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) conducida por Vandor  y fue político. Trabajó en las redacciones de las revistas Extra y Semana Gráfica y dirigió la publicación “El descamisado”. Como militante de la juventud peronista fue perseguido y como tal - estando preso en la Unidad Penitenciaría Nº 9 de La Plata - fue fusilado en un “traslado” por el ejército el 7 de enero de 1977, a los 36 años.

Y las recomendaciones aumentan. A un tal Julio S. Carini le elogia lo presentado, evidentemente unos paisajes, pero lo tira abajo: 
...“ lamentablemente los hizo en colores. Insista con nuevos trabajos en negro y los verá publicados”. 
Claro le exige un nuevo dibujo en negro pero no le aclara que si tanto le gustó se podía imprimir igual ,bastaría hacer una autotipía, una película en trama de negros para que se vea impreso lo que era en color como grises.

Y la perla de esto es lo escrito como devolución a un tal Enrique Chorny de Lomas de Zamora: 
“Su afán por dibujar es muy loable, pero en sus trabajos se evidencia una total inexperiencia y un gran desconcierto. Por sus palabras pensamos que es usted muy joven y que, estudiando con algún profesor de dibujo, puede llegar a dibujar muy bien. No obstante, le daremos esta pequeña serie de consejos: trabaje al tamaño 16x16 cm. el cuadro; no saque las figuras fuera de la tira; use muy poco los grisados; haga los textos al doble del tamaño y en letras de imprenta; cuide la secuencia y no dibuje escenas morbosas con cuchillos clavados y otras cosas desagradables.”

Este último comentario, solamente al transcribirlo, me hacía reír…¿se puede ser tan represor? Hay una cuota muy grande de intención de no dejar crecer a alguien si se le dice-por ejemplo y como si fuera una regla universal por todos conocida menos por el alumno, pobrecito- que “no saque las figuras fuera de la tira”.
Y ese final, es la apoteosis cuando le indica que “no dibuje escenas morbosas con cuchillos clavados y otras cosas desagradables.” 
No niño, debes dibujar sólo cosas agradables, que todo sea pulcro y limpio, y si fuera inevitable dibujar algo cercano a la muerte, que se entienda porque alguien diga “ahhh” , pero que la sangre que se quede en las venas,tío. He dicho.
Joder con el maestro… 

Si Trigo hizo caso al consejo...podríamos decir que poco, ya que las manchas y las rayas abundaron en sus expresivos trabajos,y sino miren la Guerra de los Antartes. La guerra contra los Ellos, los de siempre. Esos a los que también a su modo combatió Dardo, tal vez porque alguien un día lo privó para siempre de seguir dibujando con libertad y placer. 

Felipe R. Ávila

Nota: Gustavo Ramón Trigo (17-09-1940 / 28-07-1999)ver más sobre él en este mismo blog.

9 comentarios:

  1. Excelente recordatorio y muy singular el profesor ¿...? con sus correcciones, pero como dices, poco caso hizo Trigo, quién generó estilos propios de acuerdo a los guiones que debíó interpretar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quién habrá sido el profe?Gracias W. por comentar!

      Eliminar
  2. Claro que sí...pero que cosa si por una correción así alguien decide alejarse¿no?

    ResponderEliminar
  3. Eso me pregunto, quién respondía eso? Jaja. Lo de los cuchillos, por favor, si me lo dicen a mi, qué escribo? Ja.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y a ese jovencito dardo, le dice "dibuje solamente a lápiz, en mejor papel cuidando un poco las proporciones y sin exagerar algunos atributos” "...evidentemente dibujó unas exageradas tetas,jajaja.

    ResponderEliminar
  5. Felipe, muy interesante y ocurrente la nota, el rescate y análisis de los "consejos".
    Dan ganas de seguir charlando en una mesa de café y amigos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que anécdota!!!!!!! Un archivo arqueológico!!!!!!!

    ResponderEliminar