Actualizaciones:

Este Blog te ofrece cada tres días una nueva nota, con material original, escrito y producido en su totalidad por el equipo de Rebrote.



Escribí aquí debajo el tema o autor que estás buscando en este blog.

Cargando...

lunes, 28 de septiembre de 2009

☼ Historieta para niños felices (3) el "Concepto Oswal"

■☼☺●
HISTORIETA
PARA NIÑOS FELICES / Una serie de lecciones breves sobre livic o Historieta, para Almas sencillas y puras. Las de los niños de hoy, los niños que hemos sido o los que vendrán.

El lenguaje de la historieta (3) La comunión entre texto y dibujo sin la preeminencia de uno sobre el otro para lograr un mejor resultado.

Rescate de Rebrote: El "concepto Oswal", escrito en un artículo por el maestro, hace hoy...30 años. Hace un tiempo charlando con Oswal me decía algo así: "en la historieta, Felipe, dibujar sin un sentido narrativo, es decir, sin pensar en la narración, como si el guión fuera sólo una excusa para dibujar y el dibujo no fuera parte de ese texto (su parte esencial)...no es lo aconsejable. El deseo de narrar, de escribir con dibujos debe primar en el dibujante, y debería ya estar contemplado en la escritura del guionista. Ambos aspectos, guión y dibujo, no son “ambos” sino uno, un conjunto que no debiéramos poder separar".

Esto viene a cuento de un artículo que el mismo Oswal escribió hace 30 años, publicado en el número 12 del mes de mayo de 1979, de la revista "El tablero", editada por la A.D.A.
En 1979 yo estudiaba dibujo con Leandro Sesarego y técnica de la historieta con Enrique Cristóbal. Por entonces la A.D.A. (Asociación de Dibujantes de la Argentina) estaba en plena preparación para la Bienal de Córdoba, así que me llevé a casa uno de esos cuadernillos o folletos (no llegaban a revista) que editaba la misma ADA y nos distribuían gratuitamente. Buscando en estos días material para este blog, me reencontré con ese número. El leer el artículo en cuestión me encantó y me sentí consustanciado con un texto: "Las enseñanzas que vamos olvidando..." se llama la nota, y me llegó mucho más que en esa época, la mia de estudiante. Su autor es Osvaldo Viola, un joven dibujante, creador de "Sónoman",entre otras historietas, que ya entonces era un maestro. Una persona que pensaba la historieta. Porque además de pensar, hay que tener claros los conceptos expresados para jugarse a escribirlo, y encima en una revista del medio, con lo que eso -supongo- conllevaba: tal vez enfrentamientos, miradas torvas,etc. A nadie le gusta que le marquen errores, pero estos conceptos eran claros en Oswal y sinceros. Me parecen HOY MUY VALIDOS E INCONMOVIBLES esos valores, los de ese texto. Esa enseñanza suya, de hace tiempo, pero que podria haber sido dada hace dos o tres días, es una clara y precisa disección del buen trabajador de la historieta, del creador que no olvida que la historieta es sobre todo: comunicación de unas cuantas ideas. Les paso aquí ese texto para que lo lean. Invita a meditar sobre la profesión.
Felipe R. Ávila.


"Las enseñanzas que vamos olvidando..."

"La honestidad con uno mismo es la primera tranquilidad que debemos dar a nuestra conciencia. Esto viene a propósito del anunciado viaje de Will Eisner a Córdoba, para la Bienal.
Mi primera reacción fue una fastidiosa emoción que llenó de puntos mi piel y me nubló la visión. Sentí que en breve “el sueño del pibe” será una realidad, que mi mano estrechará la de él mientras que en mal pronunciado inglés podré decirle: “¡Gracias, Maestro!”, para atesorar desde allí en más el recuerdo de esa presencia, por el resto de mis días.
Sin embargo, pude comprobar que la alegría no me era exclusiva, ni siquiera de unos pocos: todo nuestro ambiente estaba convulsionado de parecida manera. Y aquí viene el asunto de la honestidad. O yo me equivoco, o no entiendo bien, o no entiendo nada, porque “el Grande de Spirit” es el representante, por derecho propio, de conceptos absolutamente claros que enunciados esquemáticamente podrían ser:
─ El requisito de toda historieta es la comunicación.
─ Por lo tanto el historietista es el narrador cuya función es esencialmente literaria.
─ La puesta en página debe responder al hallazgo de nuevos y adecuados recursos historietísticos en una única y exclusiva tarea de comunicación.
─ Debe existir un ritmo o “patrón” que por su simple variación nos desvíe hacia lo dramático o hacia la comedia.
─ En cuanto al dibujo, la deformación de lo formalmente correcto en función gráfica de la comunicación.
─ En cuanto a los textos, el renunciamiento a la grandilocuencia buscando sólo la integración con el dibujo.
─ La interacción de textos y dibujos conforman el idioma especial de la historieta, en donde la frontera de ambos se diluye y en donde ambos se tiñen mutuamente, influenciados hasta hacerse indivisibles.
Supuestamente si nos alegramos de la venida de Eisner es porque compartimos sus enseñanzas y nos esforzamos en explorar y ampliar los caminos que él ha abierto, y quizás, con buena fortuna, hallar otros no advertidos por él. Sin embargo…
Basta con hojear nuestras revistas para ver la mayoría de las veces:
─ Lucimiento personal en una franca competencia por dibujar mejor que el otro, en una sobrevaloración de lo estético.
─ La puesta en página también se rige por conceptos estéticos con olvido del aspecto comunicación.
─ En la inmensa mayoría, armado de las páginas por simple agrupamiento de cuadros (equis cantidad por página) sin ni siquiera contemplación del “enganche” final. Ni hablemos de ritmo, secuencia o cualesquiera de estas cuestiones.
─ En cuanto al dibujo, rigor de lo anatómico o construcción académica siempre en función del dibujo por el dibujo y no de la historieta.
─ En cuanto a los textos abusivos, de absurda ostentación.
─ Antagonismo entre texto y dibujo por rechazo mutuo entre los artistas de uno y otro, agravado por la actividad disociativa que cumple generalmente el Editor, responsable de la colaboración entre dos personas que ni siquiera se conocen.
Sí, Wil Eisner, el maestro de la historieta, el genio de la comunicación, el inigualable estructurador del andamiaje interior de la historieta, viene a Córdoba y todos los que podamos lo abrazaremos, pero reveamos todo esto y corrijamos lo que todavía es factible, sino, nuestro abrazo, será de espaldas a él.

Oswal.

Nota 1: la imagen de Eisner en la nota fue realizada por "L.S.", es decir: Leandro Sesarego.
Nota 2: Las imágenes adjuntas (página con la nota, portada de la revista y fotografía de Oswal), pertenecen a la colección particular de Felipe R.Ávila.

13 comentarios:

  1. Finalmente Eisner no vino a la Bienal de Córdoba y el encuentro estre esos dos grandes, lamentablemente, no pudo ser. Lo que sí fue: la crisis de la historieta nacional, que con toda claridad veìa venir Oswal, cuando señalaba en este texto ejemplar (un verdadero decálogo del buen historietista)la forma equivocada en que se producían cientos de historietas chatas, grises y adocenadas a causa de una visiòn miope y facilista por parte de las grandes editoriales de la época, con la complicidad de muchos artistas que pensaban en "ganar más" y no en "contar más".

    José Massaroli

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido,José! Es un honor que un artista completo (y tan buena persona,además), esté comentando en este blog.Nos ENRIQUECE A TODOS QUE VOS, O RAUL AVILA EN LA NOTA ANTERIOR COMENTEN AQUI,en el blog. Te agradezco-veo ahora- que te anotaste como "seguidor del blog",bueno
    qué honor! Y eso quiere decir tal vez que vamos a poder polemizar, compartir ideas y tal vez ponernos a desarrollar algo en conjunto, de ahora en más, teniéndote acá cerca, con nosotros.
    Un abrazo,José.Y muy cierto lo que comentás de la historieta "adocenada",toda igual.
    Y muy claro lo de Oswal, eh. Ese planteo de que la historieta debe tender a la unidad, que no se den por separado guion y dibujo...30 años no es nada,jeje.

    ResponderEliminar
  3. Qué rescate que hiciste del olvido Felipe! Mirá que encontrar tremendo material, ya olvidado, no? Y que actual, realmente. Y como dice José Massaroli, un visionario Oswal en el texto. A tal grado que puedas decir que ese texto bien podría dictarse en una clase ahora mismo.
    Qué bueno que siga llegando gente como Raúl Avila, Massaroli, se suman a los aportes tuyos y de los otros muchachos que saben y mucho y que suelen comentar en el blog.
    Estuve viendo la web de Massaroli, La esquina de Orquideo Maidana y me gustó mucho! La viste Felipe?

    ResponderEliminar
  4. Grandes verdades cuenta Oswal en esta nota que quizás muchos dibujantes no tenemos del todo en cuenta a la hora de comenzar a manchar una hoja en blanco.Osvaldo es uno de los artistas que más saben a la hora de "contar" una historia,incluso a nivel mundial.
    Gracias Felipe por mostrar estas perlitas rescatandolas del olvido,por mi parte no sabía que existía.
    Gbrazo grande.
    Adrián.

    ResponderEliminar
  5. Cuán cierto es lo que dice Oswal!
    Hay grandes dibujantes que son admirados por todo el mundo y aún así su fuerte no es la narración.
    Se nota que no están interesados en narrar sino en una especie de placer narcisista o casi diría (perdón) masturbatorio por mostrarse como grandes dibujantes.

    Por ejemplo Alex Ross. Ese genial dibujante, es más un ilustrador que un historietista. Sus personajes siempre están en pose. Nunca están marcando un movimiento, una actividad.

    Yo solía admirarlo por sus dibujos. Kindom Come es una maravilla. Y Marvels, vaya la redundancia en su nombre, otra.

    Pero luego de un tiempo, y tengo mucho material de él, me di cuenta que los personajes en sus dibujos, parecen que estuvieran mirándose constantemente a un espejo que no son ni más ni menos que los ojos del lector.

    No por eso deja de ser un tremendo ilustrador. Pero historietista....mmmm no estoy para nada seguro. O mejor dicho estoy totalmente seguro de lo contrario.

    El maestro en narrar en viñetas, para mí fue Pratt. Nadie como él para narrar una historia en cuadritos. Basta recordar su Corto Maltés, para darnos cuenta de lo que digo.

    Otro genio en este rubro fue Don Alberto Breccia. Mort Cinder era una obra de arte en la narración. Y se me ocurre otro ahora al voleo, Cacho Mandrafina.

    Seguramente Ross luciría más que ellos en un cuadro. Pero para narrar una historia, nadie como ellos.

    Un abrazo!
    Marcelo

    ResponderEliminar
  6. Marcelo: justamente, Alberto Breccia es un buen ejemplo que das, al ser un Artista nada simple. Para que nadie se confunda: Oswal no habla de no tener un dibujo complejo, como Breccia, complejo y barroco a veces, pero siempre NARRABA COMO BUEN HISTORIETISTA QUE ERA.
    Oswal nos pide CLARIDAD
    Nos pide SÍNTESIS
    nos pide que dibujemos cada vez mejor
    pero tal vez para ser "historietista", más como un Alex Raymond
    que como Hal Foster, por decir dos monstruos de afuera y que nadie se moleste acá. Foster era (ES) un plástico de magnitud excelsa, pero miremos el Principe Valiente...¿No son un cuadro atrás de otro, con muy poco aprovechamiento del lenguaje de la historieta?Vayamos ahora a Raymond que dibujaba bien, pero armaba la página o la tira en funcion del relato.Y jugaba con más elementos, incluídas las onomatopeyas y las líneas cinéticas.
    ¿quién-entonces- aprovechaba más "el jugo" que tiene la historieta por si misma, y quien apostaba a ser un artista consagrado por su calidad y pluma?
    Algo parecido parece haberle sucedido a Gustave Doré
    que quería ser un pintor consagrado, un artista plástico, y en cambio es recordado como un ilustrador de primera, un dibujante único y -lo vimos en este mismo blog- uno de los verdaderos padres de la historieta moderna...

    ResponderEliminar
  7. Para Adrián ruano. acá tenemos señores a otro artista de primera. Fuerte aplauso al joven dibujante y Adrián, esperamos que escribas y nos leas seguido.
    Los aportes de los dibujantes y guionistas enriquecen el blog, planteando además de sus opiniones la posibilidad de la polémica,que los que me conocen saben que no rehuyo, pero la discusión respetuosa,se entiende.
    un abrazo.
    Felipe

    ResponderEliminar
  8. Para Neto: gracias,che.
    Y si, vi hace un tiempo los laburos de José.
    Lo entrevistamos el año pasado y lo tenemos filmado,como 40 minutos. Ese material junto al de otros artistas tiene destino de archivo,pero público.Ya vamos a hablar de eso, por ahora lo único concreto es que vamos editando clips de a 2 o 3 minutos por historietista (para subir a la web dentro de poco y que el que vea, tenga un pantallazo de quienes hacen la historieta).
    Adelanto: tenemos editados a:
    José Massaroli(clip 1 de 6)
    José Muñoz(Clip 1 de 2)
    Lucho Olivera (clip 1: filmado 4 meses antes de fallecer) Clip 2: Lucho joven,dibujando y caminando con su flia, en proceso de edición)
    En proceso de edición:
    Ricardo Ferrari(1 de 3 clips), Oswal (1 de 4), Garaycochea, García Durán(1 de 2), Von Precher, Guillermo Alén,Jorge Morhain (3 o 4 clips),Carlos Costantini, Alfredo Grassi (2), Juan Dalfiume,Domingo Mandrafina...

    ResponderEliminar
  9. Buenísimo Felipe, me imagino que todo eso lo veremos pronto en Rebrote.

    ResponderEliminar
  10. Así es, querido amigo de rostro extraño...muy pronto.

    ResponderEliminar
  11. Salió mal el último lifting, ud comprenda...

    ResponderEliminar
  12. hay un estilo que siempre me sorprendió y disfruto, la linea de algunos dibujantes que por su extraordinaria soltura mas parecen bocetos que artes finales, y digo esto porque considero que ver un boceto de un artista es ver su intimidad y su sensibilidad a flor de piel. Algunos artistas logran esa premisa , Mottini, Oswal, Pratt,y hasta Moebius, por ejemplo en El Garage Hermético.
    Creo que el caso de Del Castillo en las publicaciones de Intervalo.
    Pero lograr esa soltura es trabajo casi de una vida y un talento especial, en El loco y las Putas de Oswal vi un repertorio de esa soltura que hace parecer el dibujo una cosa facil, pero es un trazo que arranca donde debe y termina donde es en una fraccion de segundo, Magia ? ...si es algo magico y existen personas dotadas de ese atributo.....ante ellos me saco el sombrero.
    P.D. Rembrand lo hacia pero con la pintura (oleo ) para mi era un extraterrestre.
    Salufos Felipe

    ResponderEliminar
  13. Te retribuyo los saludos, Raúl. Hay un libro de Moebius que recomiendo, se llama "Venecia celeste" y es un trabajo que recopila ilustraciones sueltas de Moebius, allí se ven muchos en distintas técnicas. Hay algunos realizados sobre soportes de color, trabajando el volumen con dos trazos, uno de tinta negra y otro blanca.Yo traté de hacer algo en ese estilo en mi blog "alegria del hacer" se puede ver algo.No me comparo,ojo, no es comparable a Moebius, me refiero a cómo "abre la cabeza" cuando uno observa el trabajo peculiar de algunos maestros del dibujo, sus búsquedas, su trazo sensible...uno quiere y le dan ganas de hacer algo en ese camino...

    ResponderEliminar