Actualizaciones:

Este Blog te ofrece cada tres días una nueva nota, con material original, escrito y producido en su totalidad por el equipo de Rebrote.



Escribí aquí debajo el tema o autor que estás buscando en este blog.

viernes, 18 de septiembre de 2009

■Ф Ronar: la belleza y la locura de la Ciencia Ficción

Página Nº 3 del episodio Nº 11 llamado "No hay retorno hacia el futuro", revista Tit-Bits Nº 39, de octubre de 1978.


Belleza, locura y
"ciencia ficción arque-ológica", como la llamaría Robin Wood a esa especialidad de la fantasía heroica en la que descollaba ilustrando el Maestro Ricardo Luis "Lucho" Olivera.



"Ronar" (apócope de Ronald Arlton, el nombre del personaje protagónico) fue escrita por Alfredo Julio Grassi y publicada primero en Argentina y luego (completa) en Italia. Según nos relatara Alfredo: “Aquí se publicó un capítulo menos, en Italia,entera. Incluso tengo escrita una novela completa sobre “Ronar, de Atlantis”. La novela sobre el personaje permanece, al igual que varios bocetos previos y dibujos afines hechos por su amigo Lucho Olivera, inéditos. Nos cuenta Grassi: “la novela está escrita totalmente por mi, pero tuve la corrección final del texto hecha por un maravilloso escritor como es Ricardo Ferrari.El la revisó absolutamente.” Ronar apareció en Argentina en una época difícil, en todo sentido. En materia de censura,autocensura y censura previa, Lucho no podía esperar demasiado más de lo que se podía publicar en las revistas de Editorial Columba. En cambio su joven competencia, las "Ediciones Record", al igual que el malogrado proyecto "Turay", no tenían problemas en tocar algunos temas de violencia (ubicando siempre la acción fuera del país,claro), temas escabrosos o simplemente: desnudos femeninos. Por eso la diferencia visual más notoria entre Ronar y "Nippur" (que por entonces aún discontinuadamente seguía dibujando Lucho Olivera para Columba) fue el tema del desnudo femenino. En Ronar era abundante, las mujeres atlantes lucían sus cuerpos como no lo hacían ni las sumerias ni las egipcias en la revista D´artagnan de Columba, donde aparecía Nippur.

“Ut no figura en ninguna ruta regular ni ha sido reclamada jamás por rey o Señor de la guerra alguno. Es el lugar donde el infierno forja sus armas. La ciudad-de-los-verdugos. La patria de todas las violencias, donde el viento mueve sus molinos sangrientos, su fuente de energía y fortaleza de su crueldad”.
(En la foto, Alfredo Grassi y su hijita Carolina en 1978, visitando ruinas de la cultura Etrusca)




Este texto aquí transcripto, fue escrito por Alfredo Grassi para la página 3, del episodio 11 de Ronar, que vemos más arriba. Cuesta imaginar qué indicaciones le habrá dado el guionista al dibujante Lucho Olivera para que desplegara su Arte. Puede uno imaginar a Lucho, imaginativo como pocos artistas nuestros, plantando en la página en blanco con trazo ágil lo que devendría finalmente en esta obra de Arte. He querido hoy aquí hablar más que de una “vieja serie de historietas” del noble arte popular entrelazado con la más alta escuela plástica.
Lucho Olivera era (“ES”)un artista magnífico y bastaría un cuadro de cualquier trabajo historietístico suyo para ejemplificar por la totalidad. Arbitrariamente, me decidí por éste. Los personajes entran caminado lentamente a la ciudad de Ut, imaginaria construcción antediluviana de Grassi, y Olivera le dibuja los molinos más sangrientos, escabrosos, torturantes que uno pudiera imaginar. No voy a describir cada elemento del cuadro, pero basta observar a los crucificados, atados y sufrientes a las aspas de los molinos, tanto como a las figuras que permanecen indiferentes al dolor, con sus armas, guerreros, hombres militarizados. Indiferentes ante la desnudez humana, frágil, dolorosa. En esos días en que realizó esta Obra (1978) miles de compatriotas compartían ese destino, el de los hombres que sufren atados a esos molinos de muerte que giran y giran por los días sucesivos. Olivera capta esa muerte, no es presunción ni especulaciones mías, el Artista que Es, capta en el aire el sufrimiento generalizado de su gente. Y pinta esta Obra de Arte. “A mi me molestan las injusticias tanto como a usted, Felipe”, me diría Lucho Olivera en una charla amable, años después, donde uno intentaba escuchar y entrever las claves de tanto trabajo. “Yo siempre pensé que el hombre es el mismo aunque esté en Atlantis, aquí y ahora o en Marte, actúa igual. Se ha dicho: el hombre es el lobo del hombre” me agregaba con calma de hombre sabio, ya en sus últimos días.

(Lucho Olivera junto a Felipe R. Avila,
a comienzos de esta década, mostrándonos una ilustración del género
"Fantasía Heroica").

Ronar fue publicada en la revista editada por Record, llamada “Tit-Bits”, nombre dado en homenaje a otra homónima anterior y desaparecida publicación que combinaba relatos, cuentos, notas y algunas historietas breves. Esta “nueva” Tit Bits recuperaba ese espíritu en gran parte. Lucho Olivera dibujaba entonces dos series paralelamente para Ediciones Record: “Ronar”, que aparecía en colores en Tit-Bits y “Yo,Ciborg”, en Blanco y negro, aparecida en "Skorpio, el Mundo de la Gran Historieta", también con textos de su amigo el guionista especialista en temas de C.F., Alfredo Grassi.

Y uno se pregunta, cuando una obra de ficción mueve tantas interpretaciones y genera tantas preguntas, motiva la observación detenida y reiterada de sus elementos constitutivos y en definitiva nos conmueve:
¿estamos o no, al fin, ante una verdadera Obra de Arte?

Felipe R. Ávila
Nota de Rebrote, en agradecimiento:

Nos cuenta Juan Carlos Massa, especialista en historieta, y gracias a quien pude tener datos precisos sobre la publicación para realizar esta nota:

"El primer episodio de "Ronar" fue publicado en la revista Tit-Bits Nº 29 (diciembre de 1977) aprovechando que en ese número se inauguraba el "gran color", Tit-Bits presentaba a Ronar (el color es de Luis Emiliano Parmiggiani, que era el colorista habitual de Record, luego dibujante de "Encuentros Cercanos" en Nippur Magnum en los años 80, y yerno de don Ernesto García Seijas, y si no me equivoco hoy vive en Mendoza), además de Ronar, en ese numero aparecia una historieta unitaria en color también: "Entrevista" de Balcarce y Enrique Breccia.
Ronar fueron 11 episodios y terminó en el Nº 39 (octubre de 1978). Luego en el Nº 40, Ronar es reemplazado por el clasico "Wakantanka" de Oesterheld y Zanotto".

21 comentarios:

  1. Maravillosa nota Felipe. Las obras de arte son aquellas que se pueden contemplar con infinita admiración. Sin dudas que estaríamos ante una de ellas, no?

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que sí.Y sostengo que "algo" es Arte cuando te conmueve, no importa si te gusta o no, pero si cuando te conmueve, cuando "te saca de eje", cuando después de verla no sos el mismo que antes de hacerlo.
    Un abrazo,flaco.
    Felipe

    ResponderEliminar
  3. A veces nos conmueve el intento inútil de un equipo de fútbol limitadísimo ante un rival superior y sin embargo no es arte jaja.
    Perdón la nota humorística, pero si, es como decís. El arte, el buen arte, suele dejarnos atónitos, asombrados, felices.
    Flaco en comparación a quién jaja.

    ResponderEliminar
  4. ja,ja, bueno, yo superé los 100 kg.
    y si hablamos de equipo y pensamos en la selección, más que conmover da para el llanto...lo voy a poner en claros
    términos de historieta:
    "sniff..."

    ResponderEliminar
  5. Excelente blog Felipe, muy buen contenido, voy a ponerlo en un link para pasar seguido, saludos!

    ResponderEliminar
  6. Felipe, primero felicitarte por el libro en Dunken!!! Brindo por tu éxito y por un futuro plagado de libros!!!
    En cuanto al post, me quedé fascinado, es impecable este trabajo, realmente me quedo con muchas ganas de leer Ronar!!! Ahora a investigar en la comiquerías de usados y coleccionistas a ver que encontramos jejeje!
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Sergio, muchas gracias, eres bienvenido.
    me alegrar que te gusten los contenidos.
    F.

    ResponderEliminar
  8. Diego: che, te agradezco pero en Dunken fui sólo a acompañar al querido y admirado Neto, yo fui digamos..."de extra", de brava brava,(jeje)¡Para alentar!
    Pero gracias igual.
    Con respecto a Ronar el tema es este:
    no hay reediciones en libro,perp podés conseguir las revistas donde apareció en librerias viejas.Es una historieta muy interesante, Hay un episodio o dos, donde aparece el mítico "Noé", y Lucho Olivera le pone la cara de Salvador Dalí. Es la locura del talento,no de la demencia.Lucho era un talentoso artista.Desmiento lo que alguna vez se dijo, que estaba loco, no, lo que pasa es que era un tipo que NOS SUPERABA A TODOS, podía establecer dos líneas de diálogo con vos simultáneamente y uno apenas podía seguirle el tren. Y cuando dibujaba era sublime.SIN LÍMITES. En "Ronar", serie nunca reivindicada hasta hoy por nadie (que yo sepa), aparecían los rostros de muchas personalidades de la historia,política y literatura o artes, para darle carnadura al texto de "ciencia ficción arqueológica" que hizo Grassi. Recuerdo ahora las caras de Napoleón, de F.Niesztche,etc. Ronar puede leerse como pura aventura pura. Yo apunto a otras lecturas. A que en esa época jodida y sin hacer alardes, estos dos tipos decían por esta historieta mas cosas que las que se podían.Muchas veces se los tildaba a los Trabajadores de Columba, como de ser "no contestatarios" o sumisos con el Poder...jajajaja.Que lean entrelíneas mas de una obra de esa época. ¿Sabian que Alfredo Grassi estuvo "exiliado" para salvar su vida en esa época,mientras escribía y publicaba como si nada pasara, pero exiliado en el interior del país????Bueno, eso pasó.Así que...vamos a tener que reescribir muchas cosas, mme parece.Independientemente de la opinión de cada uno sobre aquellos tiempos para mí, muy oscuros...

    ResponderEliminar
  9. Diego, me olvidaba. Si querés leer Ronar entrá en nuestro grupo de yahoo, "woodiana" ahí puede haber muchos capítulos para que bajes ya a tu computadora y te leas...fijate.Un abrazo.
    F.

    ResponderEliminar
  10. ahhh genial Felipe, gracias por la info, voy a buscarme algunos capitulos en Woodiana para saciar mi sed jejeje, asíq ue estuviste de barra brava eh? LE había entendido al Neto que también estabas en el libro, bueno pero la función de extra también se merece una felicitación, así que sigue en pie! jeje!
    La verdad que más me contás de Ronar y más me sorprendo!!
    Salute!

    ResponderEliminar
  11. hola:
    felipe te felicito por tú blogs.interesante
    además de leer todo.
    me quedé con ganas. así qué volveré, sí me lo permites. abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Diego, con la info que te puede llegar a pasar Felipe sobre la historieta nacional te hacés un festín!

    ResponderEliminar
  13. Estimada Norma: me alegra que te interese mi blog.Sos bienvenida siempre y libre de dejar todas las opiniones que desees,porque aunque fueran devastadoramente
    críticas no las borraría.
    Muchas gracias por estar leyendo
    esto que hago.
    Felipe

    ResponderEliminar
  14. Diego: así es, Neto me contrató como extra pero gratis,eh.Me paga con afecto
    y tiene la obligación de seguir escribiendo cada vez mejor.
    Por ahora,cumple.
    F.

    ResponderEliminar
  15. Me encantan Ronar y yo ciborg. Bien el blog pero me cuesta leer tanto en pantalla

    ResponderEliminar
  16. Gracias, oenlao, trataré de hacer notas más cortas.Tomo tu pedido.
    Un abrazo.
    F.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Felipe:

    Saludos desde el Perú. Felicitaciones por tu blog, el que rinde un justo homenaje al desaparecido Lucho Olivera. Tuve la fortuna de leer a finales de mi adolescencia el capítulo entero "No hay retorno hacia el futuro". Las riquezas del argumento, de la técnica gráfica, las cuestiones filosóficas (el texto final del Libro de Ghom...) se entrelazan de una manera sorprendente. Un fuera de serie.
    Gracias! por la información sobre el contexto temporal de esta historieta, de esos años tan duros por los que tu patria paso.

    Diego Abarca

    ResponderEliminar
  18. Más leo, más me entusiasmo, y más te admiro (cosa que siempre hice). Y más admiro a todos estos artistas increíbles dedicados a un arte tan poco reconocido por las mayorías. Para aprender a apreciar también a los que están con nosotros, y no tener que esperar a que alguien nos los muestre años después. Excelentes todos tus trabajos Feli.

    ResponderEliminar
  19. Cuando era chico yo tenia un capitulo que venia en no recuerdo bien si era la revista Eskorpio o alguna de esas, lamentablemente se me perdió y hasta el dia de hoy la recuerdo, donde la puedo comprar o por lo menos ver online, ya que es una reliquia y me gustaria mucho volver a leerla, gracias buen blog, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, entra en los grupos de yahoo al llamado Woodiana,ahi podras leer historietas de esos tiempos

      Eliminar